CAPITULO VII

 

CONSTRUCCION Y MANTENIMIENTO DE ALCANTARILLADOS

 

7.1. Técnicas de replanteo y excavación.

 

7.2. Mantenimiento de la dirección y la pendiente.

 

7.3.  Provisión y tendido de tuberías de hormigón.

 

7.4.  Constucción de cámaras de inspección.

7.3.1.       Ubicación.

7.4.2.     Separaciones.

7.4.3.     Aspectos constructivos de los pozos de inspección.

7.4.4.     Cámaras de inspección con caída.

 

7.5.  Sumideros de aguas de lluvia.

7.5.1.       Ubicación de sumideros.

7.5.2.       Separación entre sumideros.

7.5.3.       Tipos de sumideros.

 

7.6.   Sifones.

7.6.1. Tipos de Sifones.

 

7.7. Conexiones domiciliarias.

7.7.1. Alternativas de conexión.

 

7.8. Mantenimiento de alcantarillas.

 

 

 

 

CAPITULO VII

 

CONSTRUCCION Y MANTENIMIENTO DE ALCANTARILLADOS

 

7.1. Técnicas de replanteo y excavación.

 

a)       Replanteo

 

Comprende el suministro de todos los materiales, herramientas, equipos, mano de obra, trabajos y servicios, para la localización en general y en detalle el trazado de lo colectores y las obras auxiliares.

 

Concluido el replanteo para la excavación de las zanjas, se procede a lo siguiente:

 

C        Ubicación y marcación de los ejes horizontales de las cámaras de inspección en las intersecciones de las calles. Los puntos serán asegurados con clavos y las distancias serán medidas desde las esquinas de la vereda y otros puntos fijos.

C        Colocación de marcas, con pintura en ambas veredas cada 10 m, servirían como puntos de referencia para la medición de distancias en el eje.

C        Nivelación, con instrumento, cada 10 m, a partir de los puntos de referencia para el levantamiento de niveles, distancias y profundidades necesarias para el programa y cálculo de la excavación

C        Las reglas y crucetas deberán ser de madera de buena calidad y no presentar perforaciones, con el fin de resguardarlas contra torceduras debidas a la acción del tiempo. Las reglas y las cabezas de las crucetas deberán estar pintadas con colores vivos, a fin de que se distingan unas a otras y que sea más fácil la línea marcada.

 

b)  Excavación

 

La profundidad máxima de la red será de 6 m  y como mínimo 0.9 m.

 

7.2. Mantenimiento de la dirección y la pendiente.

 

Es muy importante que la dirección y la pendiente de cada alcantarilla estén  establecidas y mantenidas cuidadosamente de modo que las velocidades de auto-lavado sean obtenidas.

 

7.3. Provisión y tendido de tuberías de hormigón.

 

Comprende el suministro de todas las tuberías de hormigón simple o armado, material de las juntas, herramientas, equipos, mano de obra, trabajos y servicios requeridos para la instalación de los colectores, conexiones de los sumideros y bocas tormenta. Ver anexo 7.1

 

7.4.  Constucción de cámaras de inspección.

 

La norma de construcción para pozos o cámaras de inspección estándar, serán sin entibado, y deberán tener las dimensiones de la proyección en planta de los muros y serán ejecutadas hasta  la profundidad necesaria para alcanzar la cota de desplante de la base, indicada en los planos de construcción respectivos. El mínimo diámetro interno será de 1.2 m. El mínimo diámetro  de la boca de ingreso a la cámara de inspección, será de 0.6 m. Separaciones en la sección 3.6.7.

 

 

7.5. Sumideros de aguas de lluvia.

 

Los sumideros son las estructuras encargadas de recoger  el agua que fluye por las cunetas de la vías con el mínimo de interferencia para el tráfico vehicular y peatonal, evitando se introduzca a los colectores material de arrastre.

 

7.5.1.       Ubicación de sumideros.

 

Existe una serie de reglas y criterios para determinar la correcta ubicación de los sumideros, lo detallamos a continuación:

 

C        Ubicar los sumideros en puntos bajos y depresiones

C        En lugares donde se produzca la pendiente longitudinal de las calles

C        Ubicar justo antes de puentes y terraplenes

C        Preferiblemente antes de los cruces de calles (esquinas) o de pasos de peatones

 

 

 

 

 

 

 

7.5.2.  Separación entre sumideros.

 

Esta determinado en función de la intensidad de la precipitación, del tipo de calzada y del área de aporte. Sin embargo, en general se mantienen distancias fijas como ser:

 

Distancia fija

Zonas

25 m

30 m

50 m

Comerciales y centrales con pavimento de concreto

Para vías de anchura de 15 m.

En pavimento de adoquín o en zonas de baja velocidad de transito

 

Fuente: Reglamento técnico de diseño para sistemas de alcantarillado

 

Se establece como norma de referencia el espaciamiento máximo entre sumideros en función a la pendiente de la calle según:

 

Pendiente

Espaciamiento  (m)

0.4 %

0.4 % a 0.6 %

0.6 % a 1.0 %

1.0 % a 3.0 %

50.0

60.0

70.0

80.0

 

                                       Fuente: Reglamento técnico de diseño para sistemas de alcantarillado

 

7.5.3.  Tipos de sumideros.

 

En general los sumideros se dividen en cuatro tipos:

 

a)  Sumidero de ventana o acera

 

Para decidir la utilización de este tipo de sumideros debemos considerar las siguientes recomendaciones:

 

C        Razones de tipo vial en función a una prioridad de la vía

C        Es recomendable su uso en puntos bajos

C        No deben ser utilizados cuando existe la posibilidad de acarreo cuantiosos de sedimentos y desperdicios

 


 

 


b)  Sumidero de reja o calzada

 

Las recomendaciones para la utilización de este tipo de sumidero a continuación:

 

C        Utilizarlos preferentemente en calles o avenidas de pendientes pronunciadas (de un 3% o mas)

C        Las rejas de barras dispuestas en forma diagonal, por su uso generalizado y por su ventaja para la circulación de bicicletas.

C        No se deben utilizar sumideros deprimidos de rejas cuando estos ocupen parte o la totalidad de la calzada

C       

No se deben utilizar en puntos bajos, salvo cuando no sea posible colocar los de tipo ventana

 

 


c)       Sumidero mixto o combinado

 

Las recomendaciones practicas para su utilización son las siguientes:

 

C        Utilizarlos en lugares donde seria en principio, preferibles los sumideros de ventana, pero donde la eficiencia de captación de estos sea menor del 75%

C       

Es recomendable suponer un área efectiva del 67% del área total de la reja y la ventana.

 

 


d)  Sumideros especiales

 

Son aquellos que tienen una configuración algo diferente de los anteriores. Son utilizados en los siguientes casos:

 

C        Conexión de calles con canales abiertos o caudales naturales

C        Colección de aguas superficiales de áreas extensas

C        Conexión directa entre colectores y pequeñas calles naturales

 

 

Ver anexo 7.2

 

e)  Cálculo de los sumideros (ver capitulo V)

 

 

7.6.   Sifones.

 

En el proyecto de los sistemas de la evacuación de las aguas residuales, la topografía local puede exigir la ejecución de obras especiales denominadas Sifones Invertidos con el  fin de evitar obstáculos tales como quebradas, ríos, canalizaciones de aguas pluviales, carreteras, etc.

 

7.6.1. Tipos de Sifones.

 

Los principales tipos de sifones son los que  se indican a continuación:

 

 

 


 


a)       Ramas oblicuas  se emplea para cruces de obstáculos para lo que se cuenta con suficiente desarrollo, y en terrenos que no presentan grandes dificultades de ejecución.

 

 

b)  Pozo vertical con una o dos ramas verticales, son preferidos para emplazamientos de poco desarrollo o en caso de grandes dificultades construidas. Sus características;   de fácil limpieza y reducido espacio, los hacen muy aconsejables.

 


 

 


c)  Ramas verticales  similar al inciso b

 


 


d) Con  cámaras de limpieza tiene su aplicación en obras de cruce de vías subterráneas

 


 

 

 


El sifón invertido es una obra de costo relativamente elevado y presenta dificultades de limpieza y desobstrucción, razón por la cual debe ser utilizado solamente después de un estudio comparativo con otras alternativas.

  

 

7.7.  Conexiones domiciliarias.

 

Las conexiones  domiciliarias son gestionadas, a través de las entidades responsables (Entidad de Saneamiento Municipal), debiendo prohibirse cualquier obra por intervención de particulares en la red pública.

 

7.7.1. Alternativas de conexión.

 

   1.-  Alternativa “A”

 

Es el caso más común en nuestro medio, en el cual el colector público es existente y se procede a efectuar una conexión de la última cámara de inspección del inmueble con la tubería de servicio público, a través de la acometida que tiene un alineamiento con una deflexión de 45° con la línea de la edificación. Para este efecto se realiza una perforación de diámetro similar al tubo de la acometida y, luego se procede a la unión de ambas tuberías, en forma cuidadosa, empleando para ello mortero de cemento.

 

En todos los casos es recomendable realizar esta unión con un accesorio o codo

 

 

2.-  Alternativa “B”

 

Su utilización es práctica cuando el colector público será recién construido y la urbanización tiene definidos los frentes de los lotes de terreno. En este caso es factible prever la instalación, en el colector público de una ramal en “Y”, cuyo diámetro de derivación sea igual al de  la tubería domiciliaria para luego ser extendido hasta la cámara de salida de la edificación. Tiene el inconveniente de que muchas veces, la prolongación del ramal de conexión no coincide con la dirección requerida por la última cámara domiciliaria por lo que se debe modificar y/o forzar su dirección.

 

 

3.- Alternativa “C”

 

Presenta una nueva modalidad mediante el uso de Conectores; para este efecto, se hace uso de una pieza adicional prefabricada ramal o dado conector (Selín) que se coloca en forma lateral o en la clave del colector público.

 

La conexión en esta alternativa puede ser efectuada en ramal a 45 ° o en forma perpendicular al colector público. Esta alternativa elimina la posibilidad de formación de resaltos dentro del colector público, y además se mantiene intacta la sección hidráulica de escurrimiento del colector.

 

Por otra parte, esta alternativa permite ejecutar con un solo conector, hasta 3 conexiones domiciliarias .

 

 

 

Ver anexo 7.3

 

7.9. Mantenimiento de alcantarillas

 

El mantenimiento de sistemas de alcantarillas depende no sólo del diseño y la construcción adecuados y de la disponibilidad de una mano de obre competente, sino también de la protección del sistema contra materiales dañinos que pueden ser descargados por la población.

 

 

Las inspecciones de rutina de alcantarillas son beneficiosas para evitar bloqueos severos; son verificadas una o dos veces al año. Las inspecciones son hechas visualmente, de pozo a pozo de inspección; la luz brillante es colocada en el pozo hacia el que el inspector está mirando. Un espejo en una vara bajada dentro del pozo permitirá a menudo que el examen sea hacho desde el nivel de la calle. Las alcantarillas también son inspeccionadas, a veces, pasando pequeñas cámaras de televisión a través de ellas, lo cual permite un examen en primer plano de las uniones y la detección de cualquier rompimiento u otro daño, así como también la localización de bloqueos.

 

 

 

 

 

ANEXO 7.2. SUMIDEROS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANEXO 7.3 CONEXIONES DOMICILIARIAS

 

 

           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Capítulo VI                 Capítulo VIII

Indice