Historia

La Dirección de Interacción Social Universitaria (DISU) fue creada el 31 de enero de 1992, mediante resolución rectoral 61/92


Misión

La DISU es una expresión de la misión social de la UMSS y el medio por el que la institución entra en contacto directo con el pueblo, propagando los resultados de la investigación, la cultura, la enseñanza, el arte y la técnica recogiendo los aportes del conocimiento popular para su sistematización científica.

Al introducir la interacción social en el curriculum de las Carreras, la dirección formula las líneas generales de la Interacción Social Universitaria.


Funciones

La DISU cumple sus funciones mediante todas las unidades de su dependencia, agrupadas en dos áreas, una de interacción social interna y otra externa:

  • Planifica, dirige y supervisa todas las actividades de las unidades bajo su dependencia.
  • En su relación con la región y el país, coordina todas las actividades de la comunidad universitaria que no exijan la presencia de las autoridades institucionales universitarias.
  • Apoya todas las iniciativas de acción social, producción científica, comunicación, divulgación y servicio a docentes y estudiantes universitarios y a la comunidad en su conjunto.
  • Fomenta y coordina la capacitación y profesionalización de sujetos educativos de la región y del país que no se encuentren involucrados en sistemas educativos formales o en diseños curriculares estables de las unidades educativas.


Estructura Aporte al Desarrollo Regional, Nacional y Relacionamiento con la Sociedad

La diSU apoya todas las iniciativas de acción social, producción científica, comunicación, divulgación y servicio, tanto a docentes y estudiantes universitarios, como a la comunidad en su conjunto. También fomenta y coordina la capacitación y profesionalización de sujetos educativos de la región y el país, que no se encuentren involucrados en sistemas educativos formales o en diseños curriculares estables de las unidades facultativas.


Intervención Estratégica de la Interacción Social

La interacción Social desarrolla sus tareas universitarias desde dos ámbitos, el Ámbito académico y el Ámbito de Servicios o Extensión, con un flujo de interrelación acorde a las demandas del entorno social. En el Ámbito académico, se promueve la articulación del proceso de enseñanza-aprendizaje con situaciones reales mediante la verificación en espacios de la sociedad, de la teoría desarrollada en aula (prácticas de campo), si bien este aspecto corresponde a la actividad académica, éste se constituye en uno de los momentos donde confluyen la academia, la investigación y la interacción, aspecto que está tomando relieve en todas las Carreras de formación, ya que es importante que los tres procesos universitarios se los conciba en interrelación constante. Otro espacio de aplicación de la interacción junto con la investigación y la academia, lo constituyen los procesos de titulación, ya que en esencia se trata de responder a demandas de diferentes sectores cumpliendo sus expectativas y cumpliendo exigencias académicas. Los procesos de titulación por las modalidades de internado, Trabajo dirigido, proyecto de Grado, entre otros, permiten a los estudiantes que cumplieron su plan de Estudios, culminar los mismos prestando un servicio a organizaciones públicas, privadas o sociales, siendo éste un servicio de interacción, de investigación y de academia. El fortalecimiento organizacional de la UMSS pasa por estos servicios, mediante la titulación por adscripción, como también la interacción de servicios de una unidad académica a otra.

No menos importante es la dinámica que ha sido iniciada respecto al apoyo a la Educación integral, que tiene como objetivo establecer en la UMSS, mecanismos de incentivo para que los estudiantes complementen su formación profesional con actividades artístico-culturales, propuesta aceptada por autoridades facultativas. En el ámbito de Servicios o de Extensión, la UMSS tiene experiencia trascendente en la participación de proyectos de impacto social como respuesta a licitaciones públicas, invitaciones directas o compromisos asumidos por Convenios; estos se traducen en consultorías, apoyo, asesoramiento técnico, oferta de servicios de sus Centros de investigación; de todos estos, el común denominador es la capacidad instalada de calidad, tanto en el componente humano, como en los soportes tecnológicos.